Micropigmentación en cejas y pestañas en Valencia

La micropigmentación en cejas y pestañas es una de las mejores soluciones a las que puedes optar si necesitas mejorar la estética de tu rostro aumentando la densidad y el balance de estas zonas del cuerpo.

En Instituto de Estética Oncológica queremos lograr que todas aquellas personas que tengan algún problema de alopecia, o tengan que pasar un tratamiento de quimioterapia, puedan verse bien gracias al maquillaje semipermanente.

Para ello, ofrecemos un servicio completamente personalizado y específico para pacientes oncológicos con el objetivo de que recuperen una apariencia de ‘normalidad estética’ durante la quimioterapia. Nuestro objetivo es recobrar la autoestima y confianza de nuestros clientes  para que afronten la enfermedad de la mejor forma posible.  

Con este pensamiento en mente, ofrecemos la micropigmentación, que en la actualidad está logrando unos resultados excelentes con los que la mayoría de clientas se sienten encantadas.

Micropigmentación oncológica en Valencia

Qué es la micropigmentación en cejas

La micropigmentación es una técnica de maquillaje semipermanente con la que se logra simular la presencia de pelo en determinadas zonas, en este caso en las cejas.

Consiste en la implantación, bajo las capas más superficiales de la epidermis, de pigmentos naturales, con las que se logra un efecto hiperrealista que simula a la perfección el pelo real. Se puede aplicar en zonas en las que no hay nada de pelo o en aquellas en las que hace falta algo de densidad.

Los procesos de micropigmentación se realizan con un dermógrafo o aguja muy fina con la que se puede emular un tatuaje, aunque realmente este tipo de maquillaje es semipermanente. Esto significa que, pasado un tiempo, se debe aplicar de nuevo el tratamiento para recuperar los resultados en caso de que se desee.

Micropigmentación en cejas pelo a pelo

En estos momentos tendrás una serie de cambios en tu vida cotidiana y en tu apariencia. Muchos clientes nos comentan lo diferentes que se sienten cuando se miran en el espejo, ya que les cuesta reconocer a la persona que ven reflejada en él.

La pérdida de cabello, cejas o pestañas pueden convertirse en algo difícil de afrontar. Por ello, desde Instituto de Estética Oncológica buscamos minimizar ese cambio de apariencia que viene con el tratamiento de quimioterapia. Nuestra meta va más allá de que nuestros pacientes recuperen la confianza en sí mismos, queremos que además se sientan genial. 

En este sentido y, a diferencia del maquillaje tradicional u otras técnicas de estética, el microbading de cejas, también llamado técnica pelo a pelo, es necesaria para lograr los resultados realistas que se buscan. Cada pelo tiene su propia entidad, color, reflejo, grosor y dirección, y esto solo se puede simular dedicándole el tiempo necesario.

Las técnicas como la micropigmentación  ya han demostrado tener resultados excepcionales en pacientes que las han aplicado en diferentes zonas del cuerpo. Cabello, pestañas, cejas e incluso otras partes del cuerpo, como areolas y labios, son susceptibles de mejorar estéticamente con la micropigmentación.

Para conseguir un efecto natural y muy estético, nuestro equipo de profesionales tendrán en cuenta factores como la forma de tu cara o el color de tu piel, de modo que el resultado final será siempre inmejorable. Será como llevar maquillaje de forma constante, pero sin que esta se estropee.

Si vas a realizar tratamiento oncológico, te recomendamos que antes de empezarlo, vengas a nuestros centros a informarte y te contaremos cómo puedes evitar la pérdida de expresión de la cara con  la micropigmentación o el microblading de cejas.

Micropigmentación oncológica en Valencia
Micropigmentación de cejas

Relleno de pestañas con micropigmentación

Además de las cejas, las pestañas son otra de las zonas más comunes para aplicar el maquillaje semipermanente.

La micropigmentación de relleno de pestañas se utiliza principalmente para aportar volumen a esta zona del ojo y hacerlo más atractivo y visible. En el caso de pacientes oncológicos, la micropigmentación de relleno de pestañas hará que tu ojo tenga más profundidad y no pierda la expresividad por la caída de pestañas.

Las pestañas constituyen una de las zonas de la cara que más suele preocupar a las mujeres y por eso muchas recurren al uso de curvadores, alargadores y sérum, con los que intentan que los pelos parezcan más largos y voluminosos.

La micropigmentación de pestañas consigue este mismo resultado, pero aplicando pigmentos en la piel y teniendo en cuenta la perspectiva y la percepción que los demás tendrán de ti. Los casos de éxito demuestran que funciona y que la gente no nota la diferencia con unas pestañas maquilladas de forma tradicional.

TIPOS DE MICROPIGMENTACIÓN

Según la finalidad que se quiera alcanzar, existen diferentes tipos de micropigmentación o microblading. En Instituto de Estética Oncológica nos centramos sobre todo en dar nuestros servicios a aquellas personas con alopecia o que estén pasando por algún tratamiento oncológico.

Las pestañas y las cejas son algunas de las zonas afectadas por enfermedades del cabello y tratamientos de quimioterapia. Sin embargo, con la técnica adecuada, esto no tiene por qué afectar a la estética de tu rostro.

Tras un estudio de tu caso en particular, podremos escoger el color y la forma que más te convienen y devolver a tu rostro toda tu belleza natural. Este tipo de implantación de pigmento permite equilibrar tus rasgos faciales de forma completamente natural.

Micropigmentación de ojos - Eyeliner

Además de mejorar el aspecto de tus pestañas, también tienes disponible la opción de la micropigmentación en ojos. Una mala proporción en un rostro, unas bolsas, unas patas de gallo y otras irregularidades, hacen que los ojos sean una zona delicada que requiere mucha atención.

Además, la caída de pelo también puede afectar a la estética de tu cara, y realizar un eyeliner con micropigmentación es una forma muy inteligente de recuperar una belleza natural.

La técnica ya la conoces, porque es similar al eyeliner tradicional. La diferencia está en que, al tratarse de pigmentos que se implementan bajo la piel, tu línea de ojos durará mucho más, y tendrás ese rasgo tan femenino de belleza de forma permanente en tu cara.

Desde Instituto de Estética Oncológica tenemos como objetivo aliviar los efectos psicológicos derivados del cáncer. Por este motivo, contamos con un equipo de profesionales altamente experimentados con una gran habilidad, precisión y conocimiento en la aplicación de este tipo de técnicas.

Si quieres saber más sobre la micropigmentación en diferentes zonas del cuerpo, como las cejas y las pestañas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tenemos soluciones en cosmética oncológica, pelucas sintéticas y de pelo natural, prótesis capilares de pelo natural y sintético y todo lo necesario para que te sientas a gusto contigo misma.

Micropigmentación Oncológica

En Instituto de Estética Oncológica, también ofrecemos un tratamiento de micropigmentación oncológica para otras partes del cuerpo, como las areolas tras reconstrucciones mamarias, con un resultado completamente natural.

Las pacientes con cáncer de mama que se han sometido a mastectomía quedan con grandes cicatrices y sin areolas debido a los procedimientos quirúrgicos. Esta nueva situación, a menudo conduce a no sentirse bien  y a perder la confianza en sí misma. 

Por ello, desde Instituto de Estética Oncológica ofrecemos una solución de maquillaje semipermanente para restaurar la areola y devolverle a nuestras clientas lo que habían perdido. 

El tratamiento de reconstrucción de areola mamaria consiste en recrear el color de una areola y suavizar las cicatrices de la cirugía. Nuestros especialistas utilizan las técnicas más avanzadas de micropigmentación que incluyen sombreado, resaltado, difuminado y contorno. Una adecuada selección y mezcla de colores es vital para lograr un resultado de lo más natural posible. 

Con la implantación de esta técnica de maquillaje en nuestras pacientes logramos que se vuelvan a sentir bellas y puedan llevar mucho mejor su día a día.

Tatuaje de areola y pezón tras la reconstrucción mamaria

Tras pasar un cáncer de mama, es muy común realizar una reconstrucción mamaria para recuperar, gracias a la cirugía estética, la forma natural del pecho.

Sin embargo, ahí no termina todo el proceso, ya que también se puede realizar una reconstrucción de pezón para que todo quede lo más natural posible.

La micropigmentación de areola y pezón es un tratamiento destinado a mujeres que han perdido esta parte de su cuerpo tras una operación, y sigue los mismos principios que el resto de tratamientos con pigmentación bajo la piel.

Con un dermógrafo, se implementan tintes bajo la epidermis con los que se logra un efecto hiperrealista. Un tatuaje de pezón y areola permite obtener unos resultados realmente sorprendentes, con los que prácticamente nadie puede notar la diferencia.

En Instituto de Estética Oncológica sabemos lo importante que es para ti recuperar tu confianza y sentirte bien contigo misma, y por ello te ofrecemos un trato discreto y personalizado. Nadie notará el maquillaje, y todo el mundo te verá con una estética mucho más cuidada.

Preguntas frecuentes sobre la micropigmentación en cejas y pestañas

Es normal que te puedan surgir muchas preguntas. La mayoría de nuestras clientas nos contactan primero para consultarnos todo lo que aún no saben sobre la micropigmentación de cejas. Solo cuando ya se han informado bien, prueban el tratamiento y quedan encantadas.

Algo similar sucede con la micropigmentación de pestañas y de otras partes del cuerpo. Antes de aplicar cualquier tratamiento conviene conocerlo bien para saber a qué te estás sometiendo. Para ello, responderemos aquí a las dos preguntas que más se hacen quienes lo prueban por primera vez.

La micropigmentación es un poco molesta, pero eso no quiere decir que duela. Antes de realizar la micropigmentación, se aplica una anestesia tópica que hará que no sientas dolor en la zona. Si apareciera algo de dolor, éste es más que tolerable, ya que solo se está accediendo a las capas más superficiales de la epidermis.

Además, debes tener en cuenta que el dolor es muy subjetivo. Por un lado, dependerá de la zona del cuerpo donde realices tu tratamiento. Al igual que no duele lo mismo depilarse el entrecejo que otras zonas, también la micropigmentación varía.

Por otro lado, puedes notar cierto escozor en la zona al principio. Esto es normal, porque la piel aún se tiene que acostumbrar. Si quieres algún consejo sobre cuidados para la micropigmentación de cejas, podemos darte los siguientes:

  • No te rasques la zona inflamada, aunque pique un poco.
  • Debes aplicar vaselina sobre la zona
  • Intenta mantener la zona limpia y alejada del sol directo.

La micropigmentación de cejas es un maquillaje semipermanente. Esto significa que la tinta se queda en la epidermis durante algún tiempo, y no se borra con agua, roces y otros agentes externos.

Es decir, que podrás tener día a día un maquillaje perfecto, sin que este se vaya al ducharte o al dormir.

Pero no te preocupes, porque no tendrás que tenerlo para siempre. Al ir creciendo y expandiéndose, la piel va perdiendo el tono inicial, y si quieres recuperarlo tendrás que volver algunos meses después a aplicarte de nuevo el tratamiento. Suele durar entre 1 y 5 años.

Uno de los mejores momentos para hacerse un tratamiento de microblading es antes de la quimioterapia. De esta manera conseguiríamos prevenir todo lo que significa la pérdida de cabello. 

Si decides empezar con el procedimiento antes de la quimio, te recomendamos comenzar con al menos 2 semanas de antelación, ya que de esta manera tendrás suficiente tiempo para recuperarte del tratamiento de microblading.

Si ya has iniciado el tratamiento, te recomendamos preguntar a tu médico. En algunos casos, los médicos emiten un informe en el que autorizan al paciente a llevar a cabo la micropigmentación. Si fuera tu caso, no habría ningún problema en realizarla una vez iniciado el tratamiento con quimioterapia. 

Si, en cambio, planeas empezar después de la quimioterapia, no hay ningún problema. Eso sí, es fundamental elegir el momento óptimo para empezar con el procedimiento. Normalmente, recomendamos varias semanas o incluso meses para dejar que el cuerpo descanse y se recupere por completo.

Es decir, que podrás tener día a día un maquillaje perfecto, sin que este se vaya al ducharte o al dormir.

Pero no te preocupes, porque no tendrás que tenerlo para siempre. Al ir creciendo y expandiéndose, la piel va perdiendo el tono inicial, y si quieres recuperarlo tendrás que volver algunos meses después a aplicarte de nuevo el tratamiento. Suele durar entre 1 y 5 años.

Pin It on Pinterest

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola amig@ · ¡Te podemos Ayudar! · Escríbenos :)
Call Now Button 96 193 57 98